Algunas preguntas frecuentes

  • ¿En qué se basa la Homeopatía?

En la denominada “Ley de la similitud”; una sustancia administrada a pequeñas dosis es capaz de curar una sintomatología similar a la que provoca su ingestión a dosis altas. Este es el principio básico de la Homeopatía.

  • ¿Cómo resumiríamos las diferencias entre la Homeopatía y la Alopatía?

El primero que formuló el principio de la similitud fue el médico alemán Samuel Hahnemann (Meissen 1755) en el prólogo de su libro Organon empleando la célebre frase “similia similibus curentur” que significa: lo semejante puede ser curado por su semejante. Suyo es también el nombre de Homeopatía, que define esta medicina.

  • ¿Qué significa Alopatía?

Con este término muy empleado en toda Europa, se agrupan las terapias clásicas, no homeopáticas.

  • ¿Cómo resumiríamos las diferencias entre la Homeopatía y la Alopatía?

Las medicinas alopáticas se oponen a la enfermedad y a sus síntomas de un modo directo y frontal, por la acción de los propios medicamentos opuestos al desarrollo de la enfermedad. La Homeopatía considera que dentro del organismo se halla el potencial de lucha contra la enfermedad, y de alguna manera lo estimula y lo conduce.5. ¿De dónde se obtienen los medicamentos homeopáticos?
Proceden tanto del reino vegetal, como del animal y del mineral. En su proceso de fabricación se siguen estrictamente las reglas que dicta la farmacopea.

  • ¿Como se presenta el medicamento homeopático?

La forma de presentación más habitual del medicamento homeopático son los gránulos y los glóbulos, pequeñas esferas de que contienen la sustancia medicamentosa y se dejan deshacer en la boca sin tragarlos ni masticarlos; esta forma de presentación es muy eficaz por su absorción sublingual. También hay comprimidos, supositorios, pomadas, gotas, etc...

  • ¿Tengo que dejar mi medicación al comenzar un tratamiento homeopático?

No, la medicación homeopática y la que usted esté tomando son compatibles y no interaccionan entre sí, poco a poco a medida que la homeopatía le vaya haciendo efecto, podrá dejar bajo supervisión de su médico homeópata los medicamentos que éste considere oportuno.

  • ¿Cuánto tiempo tardaré en notar los efectos?

Depende, si es una enfermedad aguda los efectos pueden ser muy rápidos pero si es una enfermedad de larga duración puede que se necesiten unos meses para empezar a notar los efectos.

  • Estoy empeorando, ¿dejo el tratamiento?

El recrudecimiento de los síntomas puede ser una reacción pasajera, que ocurre a veces, debido a que el organismo está reaccionando. Si el empeoramiento persiste, consulte a su médico.

  • ¿Son largos los tratamientos homeopáticos?

Si el problema por el que acude es muy antiguo el tratamiento homeopático también será largo, puede que se necesiten seis o más meses para volver a reequilibrar su organismo.

  • ¿Puedo juntar todos los gránulos de todos los tubos en una sola toma?

No, los medicamentos se deben tomar de cada tubo por separado, a veces, los médicos homeópatas hacen compuestos de varios remedios en un solo tubo. Solo en estas ocasiones van juntos.

  • ¿Qué dilución es más fuerte, una 5 CH o una 30 CH?

No existen diluciones más fuertes. Las más bajas se utilizan en síntomas agudos y las más altas se utilizan en síntomas crónicos.

  • ¿Son muy caros los tratamientos?

En España, a diferencia de otros países de la Comunidad Europea no están cubiertos por el sistema nacional de salud y el paciente tiene que pagar tanto la consulta como los medicamentos.

  • ¿Todos los homeópatas son médicos?

Aunque no se puede prescribir un medicamento sin ser Licenciado en Medicina y Cirugía, esta especialidad, al igual que muchas otras, sufre mucho intrusismo y hay gente que no es médico. Lo mejor es preguntar en el colegio de médicos de su zona. Podrá ponerse en manos de un profesional con más seguridad.

  • La homeopatía ¿funciona por sugestión del paciente?

Está suficientemente demostrado mediante ensayos clínicos que la homeopatía no funciona por sugestión sino que tiene un efecto probado en el paciente.

  • ¿Por qué es tan desconocida?

La homeopatía tiene un gran prestigio y tradición en países vecinos. Igualmente en España durante la II república alcanzó una gran importancia, se estudiaba en las carreras de medicina, había cátedras de homeopatía y varios hospitales como el del Niño Jesús de Madrid que hoy están haciendo esfuerzos por volver a remontar tras devastadora imposición de la prohibición de la homeopatía en el antiguo régimen dictatorial.

  • ¿Debo informar al médico de cabecera que sigo un tratamiento con un médico homeópata?

Es lo ideal que el médico de cabecera esté informado de que sigue paralelamente un tratamiento con un médico homeópata y si ambos se ponen en contacto podría haber un dialogo mas fluido respecto a su enfermedad.

  • ¿Son tóxicos o peligrosos los remedios homeopáticos?

La mayoría de los remedios homeopáticos que vemos en los clásicos tubitos carecen de toxicidad y no presenta su empleo ningún peligro.
No así, las tinturas madres homeopáticas que son los extractos de plantas a partir de los cuales se realizan las diluciones y que a veces también se emplean puras, estas tienen la inocuidad o toxicidad de la planta de la cual proceden.
Las primeras diluciones en gotas pueden presentar también toxicidad.
Los productos fitoterápicos que pueden acompañar las prescripciones homeopáticas presentan la inocuidad o toxicidad de la planta de la cual proceden, variando según la concentración que presentan.
De todas formas los médicos y farmacéuticos especializados en homeopatía conocen las plantas y remedios homeopáticos o derivados, por lo que de presentarse el caso le avisaríamos.

  • ¿Pueden tomarlo mujeres embarazadas, ancianos y niños?

Perfectamente, al no ser una terapéutica tóxica, está especialmente indicada en organismos débiles o debilitados.

  • ¿Es lo mismo decir Medicina Homeopática que Medicina Natural?

No, ya que son conceptos totalmente distintos.
La homeopatía sigue la Ley de la similitud, mencionada en la 1ª pregunta; el resto de medicinas naturales no la siguen y por lo tanto no son homeopáticas (valga la redundancia), sino alopáticas.
La Fitoterapia: Empleo de plantas medicinales.
La Aromaterapia: Empleo de aceites esenciales.
La Oligoterapia: Empleo de oligoelemento.
La Medicina nutricional u ortomolecular de Linus Pauling: Basada en el empleo de complementos alimentarios, etc., son enfoques distintos de lo que popularmente se denomina medicina natural.
A veces se presta a confusión porque el homeópata emplea también otros remedios de origen natural no homeopáticos para complementar sus tratamientos y porque en general profesa una filosofía de respeto a las leyes de la naturaleza en general y a las tendencias naturales del organismo en particular, también a la inversa el naturópata se ayuda a menudo de remedios homeopáticos.

  • ¿Por qué muchos medicamentos homeopáticos no lleva prospecto?

Frente a una misma enfermedad todos reaccionamos de forma distinta, aunque se presenten síntomas comunes.
Ej.: dos niños afectados por un sarampión presentan en común fiebre, erupción, lagrimeo, etc., pero su actitud ante la enfermedad varía, lo cuál se traducirá en agitación o calma, presencia o ausencia de sed, sudoración u otros síntomas, dependiendo de cada caso. La forma peculiar de reacción dependerá de lo que en las medicinas biológicas se denomina “terreno”. Este concepto abarca el propio individuo, con sus factores de herencia genética, temperamento, etc. Por eso en homeopatía, el paciente es estudiado de forma individualizada. Exagerando los términos, podríamos decir que “en homeopatía no hay enfermedades, sino enfermos”. Por ello eso muchos medicamentos homeopáticos no llevan indicaciones ni prospecto.

Si necesita alguna aclaración o tiene alguna duda que no le ha quedado resuelta con esta sección, no dude en consultarnos para que con mucho gusto le aclaremos su duda en nuestro mostrador o telefónicamente (958263113), donde le atenderá personal especializado en Homeopatía.

Envienos cualquier duda o sugerencia rellenando este formulario